El inmortal

En este cuento se funden fondo y forma, la propia escritura de la narración, que es un relato en otro relato da la posibilidad al autor de jugar con las diferentes versiones de una misma historia, de los autores que se funden en ella, de los lugares y de los nombres que se convierten en referentes de la cultura universal, personajes imprescindibles de una basta historia, solo contada por un inmortal.

El relato principal tiene como personaje a un tribuno romano en busca de la Ciudad de los Inmortales, sin embargo, el protagonismo de la historia no recae sobre él, sino sobre un grupo de trogloditas que viven en cuevas, cerca de los muros de la ciudad. Estos seres son la excusa para reflexionar en torno al desarrollo intelectual y el lenguaje; su comunicación es escasa, inexistente, no se comunican de ninguna manera, no articulan palabra, ni mucho menos escriben. Causan en el tribuno un sentimiento de rechazo, los considera inferiores por su incapacidad de comunicarse, al tiempo que les teme por sus extrañas costumbres, incluso intenta atemorizarlos con sus palabras.

En el tintero queda una discusión implícita, el lenguaje es una característica del hombre desarrollado sin la que este se ve reducido a poco más que un animal, un ser con capacidad mental superior a la de otras criaturas, pero que no ha pasado de una etapa inferior.

Al llegar a la ciudad espera encontrarse con la obra perfecta de un dios, nada más lejos de la realidad. Se encuentra con una ciudad antigua y desierta que parece anterior a la misma humanidad. No es la posible decrepitud la que desanima al aventurero, es la imperfección de la obra descubierta la que le decepciona, esperaba un monumento a la perfección que solo alcanza la paciencia de quien tiene todo el tiempo disponible y halla, en su lugar, una ciudad llena de pasadizos que no llevan a ningún lado, escaleras en todas las direcciones posibles e imposibles. En fin, la ciudad de los inmortales resulta una oda a la infinitud de decisiones que puede tomar un constructor sin importar la utilidad o belleza. Parece que para los inmortales, al menos en el ámbito arquitectónico, no importa la estética o uso de su obra.

El inmortal

Esta decepción le hace reflexionar en torno a la mortalidad en contraste con la inmortalidad. Es estúpido pensar el valor de la perfección aplicado a los inmortales, la perfección es relevante para el hombre en la medida en que solo unos pocos elegidos dejan una obra memorable, digna de ser recordada y admirada por las generaciones; un inmortal, en su multitud de vidas encadenadas, en algún momento del tiempo llegará a concebir una obra maestra, incluso varias.

El tedio natural de la vida se hace insoportable en la inmortalidad. El inmortal agota todas las posibilidades útiles e inútiles, hermosas y horribles, agradables y deleznables. Suelen pasar el tiempo en quietud, aislados en sus pensamientos durante meses; sin la sujeción del hambre o del sueño son libres de emprender cualquier empresa aunque, a la larga, todas sus acciones vienen a ser reflejo de su infinito pasado. El inmortal está sujeto, entonces, a otra atadura, su existencia es inauténtica, al carecer de final, todas sus decisiones no tienen importancia, después tendrá tiempo de corregirse o de caer en el error, jamás tendrá la sensación de éxito o fracaso que da sentido a la vida de los mortales.

El relato final del cuento termina señalando inconsistencias del relato principal, algunas frases, nombres de ríos o epítetos no corresponden a un tribuno romano sino a grandes personajes, intenta ver en este préstamo una suerte de prueba de su falsedad. Termino con una pregunta al respecto, ¿Acaso en la eternidad todos los hombres no somos el mismo hombre?

Hasta el próximo sábado.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s