Papá Goriot

Esta historia nos transporta a una humilde pensión de la Paris de principios del siglo XIX, un lugar triste y solitario donde transcurre la vida de seres venidos a menos o de estudiantes pobres que no pueden permitirse un mejor lugar.

El personaje principal de la historia es Eugene, un estudiante de derecho pobre pero con grandes aspiraciones. Este hombre ambicioso quiere llegar a lo más alto de la sociedad parisina sin perder, por el camino, sus fuertes principios; luego de asistir a una fiesta con la crema y nata de la ciudad queda maravillado con su estilo de vida y se compromete a llegar algún día a ser como ellos por la vía más fácil, casarse con la hija de un hombre importante y adquirir renombre con esa unión.

Por otro lado está Goriot, un anciano solitario, que es objeto de las burlas de los demás residentes de la pensión. Goriot fue en el pasado un fabricante de pastas y amasó una importante fortuna con el comercio. Pocas cosas le quedan de ese tiempo memorable, conserva un par de reliquias que guarda celosamente en un baúl en su habitación, el resto se ha esfumado, confinándolo a la pobre situación que atraviesa.

Papa Goriot

Goriot era un astuto hombre de negocios que tuvo un único objetivo tras quedar viudo, hacer que la vida de sus hijas fuera lo mejor posible, para ello invirtió todo su dinero en casarlas con hombres ricos. Una vez obtenida su meta, Goriot queda sin dinero y es olvidado por sus hijas quienes solo lo visitan cuando sus maridos necesitan préstamos o cuando quieren que empeñe alguno de las pocos elementos de valor que le quedaron de su pasado glorioso.

Es un padre que en la miseria ve a sus hijas ascender a los más alto, les ha entregado su vida y sus riquezas hasta quedar sin nada. Espera en su corazón un poco de cariño en retribución por su entrega desinteresada, recibe, a cambio, el rechazo de sus hijas quienes no lo consideran ya digno de sus maridos, del mundo de la alta sociedad a la que ahora pertenecen.

La narración transcurre entre la humilde pensión y los suntuosos palacios de la aristocracia francesa de la restauración. Es una crítica a la frivolidad de las relaciones entre los miembros de la clase adinerada de la sociedad.

El encuentro entre los dos personajes principales, Eugene y Goriot, propone el debate entre un entusiasta que espera subir peldaños y ser respetado por todos y un hombre que se enfrenta a la pobreza y la soledad, que ha tocado fondo y es irrespetado por los más bajos de los parisinos. Esta cercanía inesperada intriga al protagonista, quien se pregunta constantemente por la validez de sus proyectos, los sacrificios que debe hace para lograr los resultados propuestos.

Esta es una de las historias más tristes que he leído, un halo de nostalgia rodea toda la novela; quizá en el pasado, este hombre fue muy feliz con su esposa y sus pequeñas hijas, pero en el presente solo le queda una vana esperanza, un deseo de cariño que nunca será satisfecho, a pesar de merecerlo.

Hasta el próximo sábado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s