Los hermanos Karamázov

Nos adentramos, esta vez, en las heladas tierras rusas de la mano de una obra maestra de la literatura universal. Reconozco su maestría porque combina, a un mismo tiempo y de manera imperceptible, temas fundamentales del ser humano, el amor, las pasiones, la riqueza, la búsqueda de trascendencia, el hedonismo, el sacrificio, la santidad y la estupidez. Todo tiene cabida en esta historia, todo tiene una razón de ser y es una pieza clave para develar el secreto que se nos plantea recién empezando el relato.

La narración se desarrolla en torno a la familia Karamázov, Fiódor Pávlovich es el padre, un sinvergüenza y payaso que ha llegado a los 50 años sin que nada le remuerda en la conciencia, por el contrario, suele hacer motivo de burla sus bajezas; Dmitri, único hijo de su primer matrimonio; Iván y Alexei, hijos de su segundo matrimonio. Queda en el tintero Smerdiakov, huérfano de una loca quien es acogido por Fiódor como criado, aunque, según rumores, se trataría de su hijo ilegítimo.

Cada uno de estos personajes representa una forma distinta de ver el mundo, está quien vive solo por el placer, quien quiere hacer de la razón su única guía y quien busca la santidad por medio del sacrificio y la austeridad. La primera parte de la novela nos cuenta la reunión de esta familia y las relaciones que sostienen, cada uno desde su forma de ser, con motivo de la petición de una herencia familiar que le hace su hijo mayor. Fiódor, amante de la buena vida y de las mujeres jóvenes, se niega a darle el dinero. Así, se van configurando las situaciones que dan explicación al crimen que estremece a toda la población y destruye a la familia Karamázov.

Los hermanos Karamazov

La familia Karamázov sufre un crimen pasional, ¿Quién será el culpable? Es la pregunta que el lector de esta obra se hace constantemente. El recurso de narrador omnisciente, lejos de ser un recurso descuidado del autor, como algunos lo han señalado, es, en mi opinión, una excelente forma de mantener a quien lee informado de los acontecimientos por los que atraviesan los personajes, la verdad que les es vedada. En la segunda parte parece que ya conocemos al culpable, su motivo, las circunstancias, hasta el arma homicida, pero el narrador se empeña en decirnos que no es quien pensamos y nos deja en suspenso al decirnos que todo se esclarecerá en su momento. El narrador, que a veces se confunde con un personaje más, nos va llevando por la historia, nos cuenta secretos, Modus Operandi y pensamientos que en otro tipo de narrador se perderían, restando emoción a la novela.

Fuera de los Karamázov dos personajes diametralmente opuestos me llaman la atención. Por un lado el starets Zósimo, un monje a quien se tiene por santo, que sirve al autor para sumar a la reflexión el pensamiento religioso, los valores de la ortodoxia rusa. Por otro lado Grúshenka (Agrafena) una mujer manipuladora, que calcula todos sus movimientos y no duda en usar sus encantos para lograr sus objetivos, esta mujer tiene un extraño poder sobre los hombres, aunque el autor nos dice que no es hermosa.

Entre estos dos personajes y la familia Karamázov transcurre gran parte de la novela, quizá como un símbolo de la denuncia que hacen constantemente en su obra los autores rusos: la sociedad es hipócrita. El monasterio de Zósimo, donde Alexei es novicio, representa los valores que la sociedad quiere alcanzar, el ideal de los rusos; Grúshenka, las artimañas, los engaños, los pocos escrúpulos, el afán de ascender aunque se pase por encima de muchos por el camino.

Una recomendación para aquellos que quieran leer esta obra es que antes de acercarse a ella o a cualquiera de la literatura rusa, es muy bueno familiarizarse con el sistema patronímico ruso, pues puede ser problemático para los lectores distraídos. Un personaje puede ser mencionado de múltiples formas a lo largo del libro: Por su nombre, patronímico y apellido, Alexei Fiódorovich Karamázov; por su nombre y patronímico, Alexei Fiódorovich; por su nombre o apellido solo, Alexei o Karamázov o por su diminutivo, Aliocha. ¡Cinco formas distintas de llamar a un mismo personaje!

Hasta el próximo sábado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s